Tag: Espacio Público

LIMAQ

Por Aldo Facho Dede, arquitecto urbanista

imagen 1: Huaca Pujllana.  Foto: evelyn merino reyna

Lima tiene algo que te hace amarla, que te permite superar el caos de sus calles, el abandono de su historia, y la precariedad de algunos de sus barrios.  Será el mar, al que te acercas por alguno de sus acantilados naturales, o caminando por cualquiera de los distritos que tienen el privilegio de recibir su brisa.  Será su historia, de la que hablan alguno de sus 365 sitios arqueológicos, el Centro Histórico o los barrios republicanos; serán sus cuencas, que transforman desierto en verde, o quizás sus montañas, que se cubren de amarillo gracias a la flor de amancaes.

Serán sus gentes, que sincretizan tradiciones, historias y culturas; ese patrimonio inmaterial que se construye cada día, en cada calle, en cada plaza, en cada parque, que le da sentido a lo “público” de los “espacios” que la ciudad debe brindar a sus ciudadanos.  En ellos nos encontramos cada día, intercambiando sueños y deseos, igualados por el derecho inalienable de poder transitar en libertad.

imagen 2: Gentes de Lima.  Foto: Eleazar Cuadros

Lima, como toda ciudad, se debe a sus espacios públicos, y la calidad y accesibilidad de los mismos nos habla de nuestra salud como sociedad.  Las últimas décadas han sido las del asfalto, priorizando lo que se pensó que era el “vehículo” del desarrollo, olvidándose en el camino a las personas; a quienes hoy cada vez más limeños reivindicamos.  También fueron las décadas de las rejas, justificadas por la creciente delincuencia, pero a veces también por el temor al “otro”.  En esa pérdida del sentido de lo “público” nos redujeron las veredas y las áreas verdes, nos prohibieron jugar pelota o trepar a los árboles, y hasta nos dijeron que debíamos pagar una entrada para el mantenimiento de nuestros parques.  La toma de conciencia de esos valores perdidos, nos permite ahora reclamar una ciudad más humana, como la que vivieron nuestros padres y abuelos.

imagen 3: Lima, calles enrrejadas.  Fuente: El Comercio

Pero, ¿cómo recuperar esa calidad de vida urbana con una ciudad que se duplicó en superficie y población en los últimos 40 años con una escasa dotación de espacios públicos?  El Ministerio de Cultura, con el programa “Lima, la ciudad de las Huacas”, ha reconocido la importancia de estos espacios arqueológicos para la ciudad, y mediante el proyecto “Puerto Cultura” ha planteado su puesta en valor y apertura de las áreas contiguas para el desarrollo de espacios públicos, con la colaboración de las municipalidades distritales.  Pero este interesante proyecto no podrá tener un impacto estructural si no se piensa desde el conjunto de la ciudad, y esa capacidad sólo la tiene la Municipalidad Metropolitana de Lima y Provincial del Callao.

Imagen 4: Plano de Huacas de Lima. Fuente: MML

Imagen 5: Proyecto “Puerto Cultura” Huaca Mangomarca.  Fuente: Rosabella Álvarez Calderón.

Es por ello que, en este nuevo aniversario de nuestra fundación virreinal, tenemos la oportunidad de poder trabajar mediante una valiosa alianza entre las mencionadas instituciones, la visión de una nueva ciudad desde sus sitios históricos y arqueológicos, buscando en la Limaq milenaria de las 365 huacas aquellos espacios públicos que sincreticen tradición, identidad y cultura, ingredientes fundamentales para el desarrollo del ciudadano del siglo XXI.

 

Fuente de imágenes:

Imagen 1: https://www.facebook.com/limamasarriba/

Imagen 2: Eleazar Cuadros. http://presbicia-del-andar.blogspot.pe/

Imagen 3: https://elcomercio.pe/lima/sucesos/rejas-lima-seguridad-restriccion-libre-transito-noticia-475152

Imagen 4: https://issuu.com/limacultura/docs/mapa_huacas

Imagen 5: El anteproyecto para el proyecto “Puerto Cultura” en la Huaca Mangomarca ha sido desarrollado por los arquitectos Kevin Malca Vargas, Akemi Higa Flores y Paola Liza Hernandéz, arqueóloga Claudia Núñez, y Bióloga Gabriela Alarcón. Bajo la dirección de la Arqueóloga Rosabella Álvarez Calderón.

 

UN GRAN PARQUE PARA TRUJILLO

Por Sofía García*, comunicadora social y urbanista

Plaza Mayor de Trujillo

A dos cuadras de la Plaza de Armas de Trujillo se encuentra el Club Libertad, sobre un terreno de 25 mil m2 que le pertenece a todos los trujillanos. La historia es la siguiente, en 1841, la “Cofradía Nuestra Señora del Rosario” cedió el terreno al Club de Tiro –que posteriormente se convirtió en el Club Li­bertad- con la condición de que luego de 150 años, el terreno fuese entregado a la Beneficencia Pública de la ciudad. Sin embargo, vencido el plazo en 1991, el Club Libertad continuó ocupando el terreno el cual se encuentra en litigio desde ese momento. Mientras el Club está solicitando la ‘prescripción adquisitiva’ de dominio del predio, la “Cofradía de Trujillanos Vigilantes” liderada por el artista Gerardo Chávez, está empeñada en recuperar el terreno y convertirlo en nada menos que un parque público para la ciudad.

Club “La Libertad”

 

Fiel al modelo de crecimiento de nuestras ciudades, Trujillo creció sin planificación y por ende sin reservar suelo para espacios públicos –lo cual limita su desarrollo. Hoy, la tercera ciudad más grande del país tiene tan solo 2.1 m2 de área pública verde por habitante (Renamu, 2015), un tercio menos que Lima y casi cinco veces menos de lo recomendado por la OMS. En este contexto, la posibilidad de crear 2.5 hectáreas nuevas de área verde –equivalente al Parque Reducto de Miraflores y casi el doble que la Plaza de Armas de Trujillo, en el corazón de la ciudad es una oportunidad única que debemos tomar.

Gracias a los nuevos instrumentos urbanos incorporados en el nuevo Reglamento de Acondicionamiento Territorial (DS.022-2016-MVCS), no existen argumentos de falta de presupuesto, ni aquellos que solo priorizan la lógica de la rentabilización del mejor y mayor uso del suelo, que impidan la implementación de un parque. Hoy, la Municipalidad de Trujillo puede no solamente generar un gran espacio público en el centro de la ciudad, sino también financiar la construcción y mantenimiento del mismo, así como otros equipamientos e infraestructura. ¿Cómo? Mediante la venta de los metros cuadrados que va a dejar de edificar –posible a través de la generación y transferencia de Derechos de Edificabilidad (DAET); a través de un mecanismo similar a este, se financió el parque lineal “High Line” de Nueva York.

“High Line” de Nueva York

El principio de los DAET es que los derechos de construcción no tienen por qué ser fijos a un terreno; esto permite que predios o edificaciones catalogadas como Patrimonio o que deseen ser usadas para fines de Espacio Público, puedan transferir la capacidad edilicia (metros cuadrados de área techada construible) que no podrán desarrollar en su mismo terreno. Para ello, se deben identificar dentro del Plan de Desarrollo Urbano de la ciudad las zonas generadoras y las zonas receptoras de estos derechos.

El 25 de agosto el Poder Judicial indicó que el Club Libertad no es propietario del predio que ocupa –aunque este apelará la decisión. Cuando el juicio acabe y el terreno sea devuelto a la ciudad, la Municipalidad Provincial tiene la oportunidad de re-pensar su centro histórico y desarrollo urbano a partir del aprovechamiento de este importante predio para el beneficio de todos los ciudadanos. El potencial no solo está en generar un espacio público que además sea financieramente sostenible, sino a su vez poder incrementar la densidad, usos y edificabilidad de las zonas vecinas –posibilidad generada al tener un equipamiento urbano como un parque. En un contexto como el peruano donde la planificación de nuestros centros urbanos ha sido un esfuerzo poco recurrente y nada glorioso, la Reconstrucción con Cambios, implementada a partir de los desastres del Fenómeno del Niño del 2017, genera el contexto ideal para proponer este ambicioso proyecto, en el marco de la revisión del Plan de Desarrollo Urbano de Trujillo.

Es tiempo de implementar sin miedo nuevos instrumentos de planificación y financiamiento urbano para el desarrollo de ciudades más sostenibles e inclusivas. Los incentivos están alineados, solo falta la voluntad política de dar el paso adelante.

 

Fuentes de las imágenes:

01 – http://www.puntoycoma.pe/coyuntura/foto-remodelacion-de-la-plaza-de-armas-de-trujillo-causa-indignacion/

02 – Diario “La Industria” de Trujillo

03 – Elaboración propia en base de imagen de google maps

04 – Fotografía: MarkLennihan

*Sofía García Núñez

Planificadora Urbana y Comunicadora Social

Investigadora del Programa Especial de Estudios Urbanos y Regionales del Departamento de Planeamiento Urbano de MIT. Magister en Urbanismo.